Investigación Laboral

 

'La cremación de un bebé siempre es duro para uno': Mario López

Conozca cómo es el proceso de incinerar un cadaver y entérese de los pormenores y detalles de este peculiar trabajo.

Comparte este artículo »


Alrededor de la cremación, se desarrollan mitos urbanos y cuentos de terror. Historias donde la gente rumura que las incineraciones se hacen en grupos, que cuelgan a los difuntos, o incluisve, no faltan las historias de amputaciones de los cuerpos, antes de empezar el proceso. 

Sin embargo,con todo y esto, la cremación se ha ido consolidando con el pasar de los años en una opción válida para las personas y cada día es más popular. En la ciudad, el distrito cuenta con cuatro cementerios dispuestos para esta tarea, cada uno de ellos, incinerando entre 14 y 30 difuntos al día y, buscando realizar este proceso con profesionalismo y respeto, intentando desmentir aquellos tabus sociales que se crean alrededor de la cremación.

Mario López, es uno de los operarios de cremación del Cementerio del Norte. Él confiesa que no le da miedo realizar este trabajo y cuenta paso a paso como es el proceso de incinerar un cadaver.

Con jornadas de 8 horas, a veces de día y otras de noche, Mario, es el encargado de recibir y quemar los cuerpos en los hornos, en una tarea que dura alrededor de 2 horas, para pasar luego a moler los huesos grandes para depositarlos posteriormente en bolsas.

Conozca los pormenores y anécdotas, de un trabajo lleno de mitos, historias y muerte.



Redaccion elempleo
contenido@elempleo.com

Publicidad